Castillos de hielo

Los detalles completos llegarán pronto, pero la idea detrás de esta actividad es crear un castillo de hielo.

Podrías usar un molde de pastel en forma de castillo para congelar el agua y luego pintar el castillo.

Otra forma de hacerlo sería usar muchos cubitos de hielo pequeños y crear torres a medida que se derriten, volviéndose a congelar entre capas para que los cubos se adhieran entre sí.



Puedes comentar un poco más abajo cómo te ha ido tu último experimento probado.

  • Deja un comentario

¿Te gusta la ciencia y quieres compartirla con niños?

Subscríbete y te avisaremos al instante de nuestros últimos experimentos para niños.

Gracias por subscribirte!

Algo fue mal.